viernes, 23 de marzo de 2012

El yacimiento de gas pizarra en Polonia es diez veces menor de lo previsto

El yacimiento de gas pizarra en Polonia es diez veces menor de lo previsto


El blog hermano FRACTURA HIDRÁULICA NO, de Cantabria ha publicado esta noticia que reproducimos literalmente.



Nos hacemos eco de esta noticia recogida por diversas agencias, entre ellas Natural Gas for Europe, EFE y presseurop. ¿Ocurrirá lo mismo con el gas alavés?

“Tenemos un problema: el gas se ha evaporado” titula Dziennik Gazeta Prawna, en referencia a un informe del Instituto Geológico Estatal Polaco (PIG) publicado el 21 de marzo. En él se sugiere que Polonia puede tener depósitos de gas de esquisto que pueden rondar entre los 346.000 y los 768.000 metros cúbicos, entre 7 y 15 veces menos de lo que se había calculado previamente.

Tras la valoración de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA) del año pasado, según la cual Polonia tiene unas reservas de gas de esquisto de 5,3 trillones de metros cúbicos, las noticias pueden desalentar las expectativas de que Polonia llegue a no depender de las importaciones de gas ruso en los próximos 300 años.

Rzeczpospolita advierte de que aunque los depósitos más grandes de gas de esquisto de Polonia todavía alcanzarían los 1,92 trillones de metros cúbicos, el informe puede “frenar el entusiasmo de las empresas polacas e internacionales de invertir grandes sumas de dinero en licencias de prospección y en pruebas de perforación”.

En un artículo más alentador, el diario conservador indica que
“Aunque Polonia no llegue a ser un exportador líder mundial de gas, [la cantidad de gas de esquisto] que ha sido documentada y valorada como extraíble cubriría la demanda completa de gas [del país] por un periodo de 35 a 65 años. Una posibilidad que hace mucho tiempo hubiese resultado muy difícil de creer”.


Tal vez ocurra lo mismo en Navarra y todo se convierta en una burbuja especulativa...

Pero, en cualquier caso, debemos evitar que ese afán de especulación sin mesura, envenene para siempre, o para muchas décadas, nuestros acuíferos, que son la fuente de la vida de nuestros descendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada