jueves, 14 de febrero de 2013


Eso del 'fracking'


por pili yoldi- Jueves, 14 de Febrero de 2013 - Actualizado a las 05:07h

 
Con los escasos días buenos que nos proporcionan los políticos, merece una mención especial el alegrón que nos dio la otra tarde el Ayuntamiento de Estella, cuando, sin ningún voto en contra, se adhirió al manifiesto de la Plataforma Navarra Anti-fracking y declaró a la ciudad libre de esta nueva técnica para extraer combustibles fósiles del subsuelo.
 
En Estella y su Merindad nos llevan la delantera en el conocimiento de este tema, porque tienen encima de sus cabezas tres proyectos de extracción de gas de esquisto con lo que en castellano se denomina fractura hidráulica, un procedimiento que puede contaminar el subsuelo y los acuíferos de muchos kilómetros cuadrados de nuestro territorio. Una vez detectado el yacimiento y perforado el suelo, se colocan tuberías y por ellas se inyecta un compuesto de arena, agua y productos químicos, muchos tóxicos, que después se detonan para que la roca se fracture y así pueda salir el gas. Imagínenselo en el término de Viana, bajo los pueblos del Valle de Lana, en el corazón de Urbasa, en Andía o en Lokiz, por ejemplo.
 
Los cinco proyectos que afectan a Navarra se llaman Ebro-E, Pegaso, Usoa, Quimera y Aquiles. Los trámites más avanzados están en Tierra Estella y el trabajo de los ecologistas locales ha logrado ya que los ayuntamientos de Allo y Metauten y varios concejos de Yerri (Lorca, Villanueva y Zabal) se opongan al fracking. En el resto de la Península, vecinos cercanos como el gobierno de Cantabria lo han prohibido en su territorio y las Cortes de Aragón se han pronunciado en contra. También países como Francia, Irlanda, Canadá, Australia, Bulgaria o Sudáfrica lo han prohibido o establecido moratorias y suspensiones por sus graves afecciones al medio ambiente y a las personas.
 
Aquí al lado, las cosas han cambiado desde que Patxi López nos pusiera en canción con el tema cuando fue a ver el fracking a Dallas y se perdió el anuncio del alto el fuego de ETA en octubre de 2011. Ayer, la nueva consejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco declaró que la técnica no le ofrece al PNV garantías suficientes. Esperemos que el debate y la información lleguen a las instituciones de Pamplona y a las de Madrid, y que ni la crisis energética ni el fracking nos amarguen el aire, el suelo ni el agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada