viernes, 15 de febrero de 2013

PP, UPyD y CIU rechazan en Congreso prohibir el 'fracking' en España

 
 
EL MUNDO.es
 
A favor de la prohibición se han manifestado todos los grupos de izquierda, incluido el PSOE, mientras que el PNV se ha abstenido
 
Efe | Madrid
 
Actualizado jueves 14/02/2013 17:13 horas
 
 
El grupo 'popular', UPyD y CIU han votado hoy en el Congreso de los Diputados en contra de una iniciativa de Izquierda Plural que proponía prohibir en España la técnica extractiva de la fractura hidráulica o 'fracking', utilizada para extraer gases de las rocas y cuya posible utilización en el País Vasco está generando mucha polémica.
 
La moción, que no ha salido adelante y ha contado con el apoyo expreso de todos los grupos de izquierda, incluido el PSOE, y con la abstención del PNV, fue defendida ayer en el pleno de la Cámara Baja por el diputado Chesús Yuste.
 
Yuste refirió que los argumentos de los especialistas son concluyentes y que no vale la pena arriesgarse ni convertir el país en un queso gruyere contaminando acuíferos y el aire, y poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos "a un precio altísimo, porque cuesta el doble que la explotación del gas convencional".
 
La técnica para liberar esos gases y llevarlos a la superficie consiste en romper la roca mediante explosiones y en inyectar a presión toneladas de agua, arena y productos químicos.
 
Para argumentar su voto en contra, el portavoz del PP José Flores, afirmó que Gran Bretaña y Alemania están abiertos a esta técnica, que en EEUU se lleva a cabo desde los años 80, y que España "no puede renunciar a explorar nuevas técnicas que puedan derivar en una menor dependencia energética".
Abogó por ser "enormemente exigentes" con cada solicitud para velar por la protección del medio ambiente y para evitar riesgos para la salud.
 
Por parte de UPyD, su portavoz, Carlos Martínez, consideró que un país con una crisis económica como la que tiene España y teniendo en cuenta que los costes energéticos son el segundo factor de competitividad, no puede renunciar expresamente a examinar y explorar las posibilidades de autoabastecimiento de hidrocarburos.
 
CIU ha votado en contra al no lograr sacar adelante una enmienda que proponía que en el plazo de seis meses se pudiera redactar un informe de expertos que sirva como precedente ante cualquier regulación y que incida en los aspectos de mayor riesgo derivados de esta técnica y que pudiera avalar una posición en un sentido u otro.
 
El PNV abogó también sin éxito por crear una comisión científica para el análisis permanente de esta técnica y de su evolución tecnológica, y su diputado Andoni Agirretxea señaló que su grupo no podía permitir que una ley estatal, obviando competencias, dicte sentencia "y prohíba realizar investigaciones y exploraciones que se necesitan en Euskadi".
 
En cuanto a la posición del Grupo Socialista, su diputado Joaquín Puig afirmó que el fracking es un método a día de hoy "inseguro, incierto y peligroso", defendió prohibir las nuevas concesiones y suspender de forma inmediata las exploraciones realizadas.
 
Según refirió el diputado Joan Baldoví, de Compromís, actualmente se han solicitado 86 permisos para perforaciones que afectan a 195.000 hectáreas.

Satisfacción en las empresas

La plataforma Shale Gas España ha aplaudido la decisión del Congreso.
 
En nota de prensa afirma que entre los mitos más extendidos de la fracturación hidráulica se encuentra el de la cantidad de aditivos químicos utilizados.
 
Según la fuente, en la fracturación hidráulica se utilizan alrededor de 12 aditivos diferentes (no 500 como se sigue afirmando), en algunos casos solamente dos o tres tipos.
 
Estos aditivos, añade, están presentes por ejemplo en productos de limpieza del hogar, y cumplen funciones muy específicas como la reducción de las bacterias o la mejora de la productividad del pozo.
 
En su nota, la portavoz Mónica Cristina refiere la importancia de aprovechar esta oportunidad, ya que España importa el 76% de los hidrocarburos que consume, "lo que en 2012 - recuerda- se tradujo en un déficit energético de 45.000 millones de euros".
 
La plataforma Shale Gas España reúne a compañías de exploración y desarrollo de hidrocarburos como BNK España-Trofagás; HEYCO Energy Group/Petrichor Euskadi; R2 Energy (Montero Energy Corporation S.L), San Leon (Frontera Energy) y Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (SHESA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada